ElenaBargues

Entrevista a la editorial dÉpoca

SOBRE LA EDITORIAL

¿Cómo surge la idea de crear una editorial? ¿Es una persona sola? ¿Es una sociedad de inversores o de amigos? Somos una editorial familiar, artesanal, pequeñita e independiente radicada en Asturias.

¿La idea de publicar exclusivamente novelas decimonónicas es vuestra o está tomada de otra editorial que ya está funcionando en el extranjero? La idea de la editorial nació hace muchos años, cuando yo era una adolescente que leía clásicos en otros idiomas. Muchas veces corría a la librería a buscar alguno de aquellos libros tan maravillosos para regalarlos a alguien que no leía en inglés o francés y comprobaba que estaban inéditos  en castellano. Entonces pensé que de mayor ya no quería ser librera, sino editora, para poder recuperar todas aquellas maravillosas obras y autores olvidados. Con el paso del tiempo mi vida corrió por otros derroteros y me licencié en ADE. Estudié esa carrera por consejo de mi padre, aunque lo cierto es que nunca me ha llenado en absoluto, y continué estudiando Literatura Inglesa del XVIII y XIX al mismo tiempo. Hace unos pocos años, cuando tenía 28, enfermé mientras trabajaba en una multinacional como economista… y una vez que milagrosamente salí adelante (aún estoy muy enferma) me prometí a mí misma que ya que la vida me había dado otra oportunidad, debía aprovecharla cumpliendo mi sueño. Cursé un máster en Traducción Literaria y Literatura Comparada, y otro máster en Edición en la Universidad de Salamanca, y cuando terminé me decidí a fundar la editorial con ayuda de mi hermana Eva (traductora literaria y correctora) y mi marido, Bernardo. Ahora colabora con nosotros también otra traductora literaria, Rosa Sahuquillo.

Si es idea vuestra, ¿cómo se lleva a cabo el trabajo de selección? ¿Y el de traducción? Porque el vocabulario y la expresión no son actuales. Somos traductoras literarias. El trabajo de selección es continuo. Estudiamos mucho y a diario seguimos descubriendo novelas y autores desconocidos. Mi listado sigue creciendo desde que lo empecé con 15 años. A día de hoy tengo cientos de libros esperando ser recuperados. En ocasiones estudias un libro o un autor que no conocías, y a partir de él descubres otros tantos libros y autores.

Hay un tema que desconozco. Cuando se trata de novelas clásicas (en las que el autor ha fallecido hace tiempo) ¿están sujetas a algún copyright o algo similar? ¿o puede editarlas cualquier editorial o entidad?  Los derechos de autor vencen al cabo de 70 años de la muerte del autor de la obra en cuestión. Hay muchas novelas libres de derechos (son novelas del XVIII y XIX y por tanto hace más de 70 años que sus autores fallecieron) que recuperar. También me interesan algunas novelas de principios del siglo XX que tengo pendientes porque actualmente aún no nos podemos permitir pagar esos derechos a los descendientes del autor que queremos recuperar.

¿Cuánto tiempo lleva funcionando? Nacimos en el 2012.

¿Por qué ofrecéis vuestras novelas exclusivamente en papel? La distribución requiere un esfuerzo económico muy grande. Se trata de una apuesta fuerte en un momento de recesión económica. ¿O sólo lo distribuís en algunas zonas y la mayor parte la vendéis a través de la web editorial?  Confiamos en la labor de prescripción del librero y de momento aún no tenemos tienda online en la web. Nuestro distribuidor UDL distribuye nuestros libros en toda España. También tenemos un distribuidor internacional (La Panoplia de los Libros) que distribuye nuestros libros en EEUU y Latinoamérica desde hace unos meses.  Por otra parte, nos gusta el libro como objeto, y pensamos que ya que se trata de joyas clásicas olvidadas hace tantos años, debíamos editarlas en un marco digno de su calidad literaria, de modo que perduren otras tantas generaciones.

 

SOBRE LA EDICIÓN

En mis manos tengo «El misterio de Gramercy Park» ¿Qué hay de original y qué de diseño nuevo, propio de la editorial? ¿ilustraciones? ¿letra capital al inicio de los capítulos? ¿notas de pie de página? Todo es original nuestro, en particular diseño mío (soy diseñadora editorial también). En aquellas novelas ilustradas de las que conseguimos las ilustraciones originales las incluimos. Si pensamos que una novela debe ser ilustrada y no existen ilustraciones originales, las encargamos a algún ilustrador, generalmente asturianos. 

Si las notas de pie de página son de la editorial ¿quién lleva a cabo la labor de investigación? En la propia editorial, las traductoras. Es una de nuestras señas de identidad. Todas nuestras ediciones van anotadas, algunas incluso comentadas, y todas con una introducción o postfacio que completa la obra. Muchas veces para entender en su totalidad una obra es necesario conocer el contexto en el que fue escrita, y más tratándose de clásicos.

El libro pesa lo suyo ¿es sólo por el grosor y calidad de la página o por alguna otra cosa más? A raíz de esto me podríais decir cuál es la hoja que se emplea normalmente y cuál es la vuestra. Todos los materiales utilizados en la edición, impresión y encuadernación del libro son de altísima calidad. Somos conscientes de los valores de eternidad que cada obra encierra, y por eso editamos con esta calidad, intentado dar a los libros la máxima garantía de perdurabilidad. Utilizamos papel especial italiano, con un color que relaja la vista en la lectura, grosor para que no se transparente la tipografía, amplios márgenes… Todo está pensado al milímetro para que la lectura sea lo más agradable posible.

Las editoriales ya no saben cómo abaratar la edición del libro, aunque no se refleja en el precio que tiene que pagar el lector. Me llamó la atención el precio de vuestras novelas. Además de la calidad de tapas y papel, y de las ilustraciones, me encuentro con cabezada o remate y registro de tela: ¿sacrificáis ingresos o me engañan las demás editoriales? Esta pregunta me parece muy importante. Si nosotros trasladáramos al lector los costes reales de cada libro tendríamos que encarecerlos mucho. Estamos sacrificando beneficios (incluso arriesgando nuestra supervivencia) para favorecer que los lectores puedan acceder a nuestro catálogo, y más teniendo en cuenta la época de plena crisis en que nacimos. Con el tiempo esperamos poder empezar a obtener beneficios al tener un aumento de las tiradas, no a costa de encarecer los libros. Esta situación ha hecho peligrar la editorial en varias ocasiones, pero no queremos subir los precios. Nos han ayudado nuestras familias a poder subsistir en el mercado editorial.

¿Se mantiene el tamaño de letra en todas las publicaciones o cambia según la necesidad? Nadie piensa en la gente mayor o en los que tienen problemas de visión. La letra del ejemplar que tengo es muy buen tamaño y muy limpia. Nosotros siempre pensamos en las personas mayores, siempre, en todos los ámbitos de la vida y por supuesto como lectores. La tipografía se mantiene en todos los libros para favorecer la lectura a los que tienen problemas de visión, y para hacer una lectura más placentera a todos los lectores en general. En ocasiones me escriben para darme las gracias porque con mis libros no necesitan usar gafas, a diferencia de lo que ocurre con los libros de otras editoriales.

De las colecciones que ofrecéis ¿cuál tiene mejor acogida entre el público? Somos una editorial que tiene como lector potencial el amante de los clásicos. No es un mercado demasiado numeroso, pero sí es muy fiel, y nos enorgullece decir que muchos lectores coleccionan todos nuestros libros. En realidad todas las colecciones van creciendo, aunque tal vez el misterio clásico (nuestra colección Misterios de Época) tenga más lectores.

¿Algún plan futuro? Sí, el próximo año inauguraremos una colección encuadernada en tela (por estampación), en la que recuperaremos las ediciones ilustradas generalmente a color de los clásicos más universales.

Comments are closed.