ElenaBargues

Reseña

RESEÑA

En 1697 Francia está en guerra contra la Liga de Augsburgo formada por Inglaterra, España, Holanda y el Imperio Gemánico. Luis XIV, necesitado de recursos económicos, envía una escuadra bajo el mando del barón De Pointis al Caribe, con la excusa de defender sus intereses comerciales de las expediciones de castigo llevadas a cabo por los españoles. Allí la flota es reforzada con colonos y filibusteros franceses de las islas para asaltar una posesión española y hacerse con un botín.

Mariana Tamares, hija del conde de Olvera, viaja con la flota de Indias de Cádiz a Cartagena de Indias, en donde deberá contraer un matrimonio desigual con un rico comerciante que aspira a ennoblecerse. A los pocos meses de su llegada, Cartagena sufre el asedio y el asalto de la flota francesa. Mariana tropieza con un joven oficial francés al borde de la muerte y lo resguarda en su casa. Éste tratará de salvaguardarla en medio del infierno.

El relato está plagado de duelos, luchas, botines y venganzas. Antoine Laver es el primer oficial del Le Fort y pertenece a la más tradicional nobleza de Francia —noblesse de épée—. Su personalidad atrae la atención porque representa los viejos valores señoriales mezclados con una mente despierta, analítica y moderna que anuncia el siglo de la Razón, ya que estamos a las puertas del siglo XVIII. Mariana Tamares es una sevillana de origen noble pero educada por un tío burgués —veedor de la flota de Indias— en una Sevilla dominada por los comerciantes extranjeros. Llama la atención por su belleza y unos conocimientos mercantiles, inusuales en una mujer española, que contrastan con la ingenuidad propia de quien ha sido educada sin salir de casa, refleja la situación de desamparo de la mujer en aquella época. Su doncella, Teresa, es el contrapunto —como en los personajes de la Comedia Nacional— quien le mostrará la crueldad del mundo y la defenderá de él con la mente práctica de la pícara y la falta de prejuicios de honor y honra.

 

 

 

Deja un comentario